Un dolor insoportable… y el trabajo que todos debemos hacer

Estamos muy doloridos, nosotros los Noruegos. No lo podemos creer, el horror que paso. Fue algo inimaginable. Y nos saco de la inocencia de que aca no pasa nada.

Que tipo de bestia puede poner una bomba en pleno centro de Oslo, en la hora cuando la gente sale de sus trabajos, para volver a sus casas? O asesinar chicos participando en un campamento divertidissimo, con musica, cultura, amistad, discuciones politicos – todos poniendo su granito de arena para construir la sociedad que todo queremos.

Este bicho horroroso, no quiero ni escribir su nombre – que sea borrado de la superficie de la tierra – quiso destruir nuestro sociedad – substituirla con suciedad.

Estoy muy orgullosa de ver que los mismos chicos que sobrevivieron esta tragedia, se dedican al amor, a la reconstruccion, utilizando la bendita memoria de sus amiguitos muertos como combustible para poder transitar este momento tan doloroso. Son nuestro promesa para el futuro, son nuestro futuro.

Pero leo comentarios que provocan ira. Algunos son demasiados estupidos para tomarlos en serio, como por ejemplo que este malvado guzano es igual a los colonos en Judea y Samaria.

Otros comentarios son mucho mas toxicos, disfrasado como preocupacion sobre el nivel de anti-islamismo, pero donde se puede percibir un deseo de no discutir los problemas relacionados con una inmigracion grande sin que a la vez existe un plan de integracion, dirigido a la vez hacia los inmigrantes, como tambien a los Noruegos.

Somos gente de una cultura muy homogenea. Nos falta la experiencia humana para ser lo suficiente flexible como para recibir bien al extranjero, sin borrar nuestra propia identidad. Somos – como pueblo – rigidos frente a este desafio. Miedosos. Y, debemos saberlo, en un campo donde reina el miedo, la falta de identidad propia, alli crece el odio, como un yuyo toxico. En este campo hay que avanzar con mucho cuidado y mucha prudencia. No hay que menospreciar al aquel que le cuesta seguir el ritmo de avanze – al contrario, hay que ayudar a fortalecer la identidad – justo para que las personas encuentran el espacio interno y la flexibilidad para encontrarse con otra cultura.

Por ello, es muy necesario, como en todas las relaciones, poder confrontar – en forma pacifica – los problemas en la medida que aparezcan. Es como el matrimonio, si los partes no hablan lo que les pasan, los problemas suelen crecer y tomar vida propia – terminando, como en este cruel caso, tomanodo vidas.

Este pequeno blog se dedica a analizar la extrana relacion Noruega tiene con los judios y el estado de Israel. Por algun motivo que no se deja comprender, este pequeno estado ha sido convertido a un gigante. Por un lado, hay aquellos que idealizan este pais, pero comparado con aquellos que demonizan a Israel son relativamente pocos y por ello, no provocan danos. Pero los que demonizan a Israel, probablemente sin estar conciente de ello -emplean un lenguaje y estilo de debatir, muy cercano a el odio y la persecucion que ha sido un flagelo para los Judios durante 2 mil anios. Es a veces grotesco lo que se permite decir, escribir o dibujar sobre el estado de Israel. En lugar de permitir a esta nacion las mismas grandezas y mismos pequenezes  como cualquier otra nacion, hay una obsesion que Israel debe ser PERFECTO. Y perfecto segun una medida que no es humana, sino duro, arbitrario, sin margen de error.

El Pueblo Judio siempre ha vivido en esta tierra. Durante los dos mil anios donde primero vinieron los romanos, luego los cristianos, y por ultimo los musulmanes, todos queriendo borrarnos de la mapa de la humanidad, siempre ha habido presencia judio en el pais. Para los que fueron exiliados, el deseo de volver nunca dejo de existir. El conflicto con los Palestinos se trate de esto, es un conflicto terrenal, pero no se debe tolerar argumentos como que los Judios sacaron a los Palestinos, que el estado fue un regalo injusto. Es contra esta mentira yo quiero pelear.

Por mas que el anti-islamismo me da asco – lo repudio – tengo el derecho, y el deber, de mostrar las cosas como son, escribir, traducir, poner en contexto, ironizar, hasta ridiculizar las personas quienes se creen los duenos de la verdad, quienes con su afan de ser politicamente correcto terminan ser insensibles, ciegos al derecho del otro de pensar distinto.

En una sociedad homogenea, la identidad nacional se construye sobre una historia y un lenguaje en comun. Una sociedad multicultural tiene reglas muy distintas –  donde la preparacion de los distintos ingredientes, y el tiempo justo para la coccion son los factores mas importantes para construir una sociedad donde todos pueden sentirse en su casa, con derecho de opinar, y tambien reservarse cuando se pierde el compas.

Hay un tiempo para todo, un tiempo para hablar, un tiempo para callar, un tiempo para arrojar piedras y un tiempo para construir. Debemos todos tomarnos el tiempo necesario para poder acomodar el otro.